viernes, 19 de agosto de 2011

...DÍAS DE PREPARACIÓN PARA EL EXAMEN Y PRONTO PARA LA ORDENACIÓN PRESBITERAL!!!!


...El tiempo se avecina, toca a la puerta de mi vida y hay que abrir para dejar entrar el tiempo cumplido y necesario para servir a las necesidades de mi Provincia y del pueblo de Dios.
Estos días en el Convento de San Alberto me han servido para retomar algunos estudios que fueron desde hace mucho tiempo atrás, guardaditos en los estantes de la biblioteca personal y de la casa. Creo que más ha sido el empaparme de temas de formación humana para acompañar jóvenes en formación y hoy es el reverso de un lugar en mi vida que necesita afianzar a la vocación-opción de vida que desde hace buen tiempo ha marcado y sigue marcando la vida DOMINICANA.
Me encanta las llamadas de atención recibidas de parte de los frailes del Convento de San Alberto y de algunos amigos por el tiempo ya necesario de arrancar motores en los espacios necesarios en mi Provincia. Suena así: "MI PROVINCIA", recuerdo que a los hermanos siempre les he dicho que es este el lugar donde reside mi vida, es decir, ser farile me hace ser feliz aunque se cuesan habas, papas y camotes. Las dificultades están tocando la puerta pero si me he preparado en mi vida personal, creo que las dificultades serán yugo llevadero en la vida de Cristo.
Recuerdo a mi familia por las constantes pinceladas que han dado a mi vida, a los hermanos mayores de las diferentes comunidades, en el Convento de Santo Domingo, en la casa Beato Jordán, en Cusco, Arequipa, Chimbote, Trujillo y Chiclayo, cada una cumpliendo la misión que se les ha encomendado, riquezas que me encantan y que aún me faltan por descubrir.
Hacer una lista de detalles sería imposible escribirlos porque el blog se atoraría y sería difícil la descarga, pero los detalles se viven a cada instante como la vida existencial de Jesús entre nosotros.
y soy conciente de lo que soy y todo ello en su totalidad para emprender este camino que aún falta por recorrer.
Nunca existirá en la vida palabra alguna o forma alguna de agradecer por las circunstancias vividas entre nosotros, los frailes, y lo bueno que no me quedé en las dificultades, sé salir de ello porque en ellos se encuentran siempre las soluciones apropiadas para deliberar y enfrentarlas.
Jóvenes que vienen y que van y que optan otros caminos que quizás sean las indicadas o no o se vieron forzados dejarnos porque vieron en nosotros que hemos perdido el sentido de la vida religiosa o no colmaron sus expectativas.
Saben: me inquieta la idea de una Provincia más unida en donde se pueda confiar, emprender en las diferencias, de oportunidades y de aceptar los cambios que hoy tocan las puertas de nuestras casas y conventos...esos están en las universidades, en los colegios con criterios y modelos cristianos dignos de aplaudir.
Te agradezco desde ya por orar por mis intenciones y las que vendrán más adelante. Gracias por ser como son y que ayudan a crecer!!!!!!
BENDICIONES!