domingo, 12 de diciembre de 2010

HAZTE CARGO DE TU VIDA

HAZTE CARGO DE TU VIDA
TEMA 1

QUÉ SIGNIFICA AFIRMARSE

OBJETIVO DEL TEMA: Incorporar en mi vida modos correctos de comportarme y reaccionar positivamente ante las diversas situaciones.
Esquema de la charla:

• Autoestima significa “quererme a mí mismo”
• Tengo valores y límites.
• Debo aceptarme como soy.
• Es importante autoconocerme.
• Ante situaciones puedo comportarme agresivamente.
• Puedo comportarme pasivamente.
• Debo comportarme afirmativamente.

TABLA 1: TRES MANERAS DE COMPORTARSE

CONDUCTA
AGRESIVA:
  • PALABRAS USADAS: Hiriente, hostil, tosco, prepotente, malcriado, abusivo, explosivo, aplastante, sarcástico, despectivo, colérico, conflictivo, criticón.
  • NO VERBAL: Voz chillona, dedos tamborillantes, ojos desorbitados, puño cerrado.
  • EFECTOS: Hiere, crea rivalidades, se hace de enemigos, otros aprenden a ser agresivos, tu círculo se vuelve agresivo.
PASIVA
  • PALABRAS USADAS: Desanimada, abatida, sonríe y aguanta, sumiso, callado, tímido, servil, ansiosa, conformista, reprimido.
  • NO VERBAL: Tono de perdón, manos inquietas, miradas huidizas, hombros caídos.
  • EFECTOS: Se deja pisar. No se le respeta. Baja su autoestima. Deja que otro sea malcriado y abuse.

AFIRMATIVA
  • PALABRAS USADAS: Positivo, directo, libre, seguro, abierto, respetuoso, calmado, valiente, se pone firme cuando debe. Alegre, paciente.
  • NO VERBAL: Postura del cuerpo suelta, sin tensiones, voz serena, mirada firme.
  • EFECTOS: Los demás se sienten respetados. La autoestima y la confianza en sí mismo aumentan. Enseña a otros a ser respetuosos.

¿Cuál de las tres formas es la que identifica mejor mi conducta?

SUGERENCIAS PARA COMPORTARSE AFIRMATIVAMENTE

Las sugerencias siguientes han ayudado a muchos a comportarse afirmativamente, pero no todos los ejemplos son apropiados para ti. Recuerda siempre que no hay modelos únicos de persona “afirmativa”, pasiva o agresiva. Cada persona es distinta y tiene maneras distintas de afirmarse.
1. Acostúmbrate a hablar en primera persona: “Me gusta esta clase de música”. “No estoy de acuerdo con eso”. “Te quiero mucho”. “Pienso que no es justo”. “Me siento triste al ver que no te das tiempo para mí”.
2. Sé claro y directo para que los demás puedan saber qué piensas: “Necesito un descanso”. “Prefiero quedarme en casa, por hoy”. “No quiero que vengas esta noche”. “Me gustaría comer pollo”. “No me gusta salir con Juan”.
3. Di lo que sientes y no sólo lo que piensas: “He pasado una mala noche, me siento cansado y no tengo ganas de nada”. “No entiendo, estoy un poco perdido, por favor explícalo de nuevo”. “Cuando me hablas de esa manera, me siento confundido como un niño frente a un maestro de mal genio”. “Me ha impresionado tu manera de manejar ese asunto”.
4. Habla CON una persona más que ACERCA de una persona: “Tuve la sensación de que me estabas ignorando y esto me hirió”. “Esto me choca”. “Me siento molesto: te pedí que dejaras de hacerlo”.
5. Pregunta, escucha y prepárate a cambiar algo en lugar de discutir o defenderte: “Me pregunto, ¿Por qué dijiste eso? ¿Puedes explicarme un poco más? Es como yo lo veo, pero me doy cuenta que tú lo ves diferente: ¿Cómo te ves con esto? Dime: ¿Qué te haría más feliz? No estoy preparado para llevar a cabo yo sólo las tareas domésticas, pero sí para hacer mi parte.
ESTUDIOS DE CASOS
Formar grupos de tres y compartir: ¿Qué diría o haría yo si me encontrara en las situaciones siguientes y fuera: a) agresivo b) pasivo c) afirmativo?
1. Estoy en un ómnibus y siento frío, cuando alguien pregunta: ¿Le molesta si abro la ventana? Ejemplos: Agresivo: ¡Claro que me molesta! ¡SI me estoy helando! ¿A usted no le importa que los demás se enfermen?
Pasivo: “No, no en absoluto, ábrala nomás”.
Afirmativo: “Sí, siento mucho frío. Prefiero que no lo abra (o tan sólo un poquito)”.
2. Estoy tan contento de haber conseguido un trabajo a medio tiempo, que he aceptado un sueldo bajo. Pero ahora me piden trabajar horas extras sin pagármelas. (Agresivo: Pasivo: Afirmativo)
3. Mi mamá me reprende a cada rato, mientras que ha mi hermano (que es su preferido) siempre lo disculpa. (Agresivo: Pasivo: Afirmativo).
4. Mi enamorada me dice que soy tan chapado a la antigua, que no lo puede creer: “¡Todo el mundo tiene relaciones sexuales, hoy en día!”. (Agresivo: Pasivo: Afirmativo).
5. Estoy viendo TV, cuando llega mi padre y cambia de canal sin consultarme. (Agresivo: Pasivo: Afirmativo).
6. Casi todos los días un amigo viene a mi casa y se queda por horas. Comprendo que él está sólo, pero me siento algo atrapado. (Agresivo: Pasivo: Afirmativo).
7. Estoy templado de una chica pero cuando quiero decírselo me pongo muy nervioso. (Agresivo: Pasivo: Afirmativo).
8. Tenía una cita con un amigo y él llega, como de costumbre, con media hora de retraso. (Agresivo: Pasivo: Afirmativo).
9. DAR OTROS EJEMPPLOS

PRÁCTICA DE LA HABILIDAD

Las frases “afirmativas” que siguen pueden decirse también en forma agresivo (cara enojada, gritando, tamborileando los dedos), o pasiva (hombros caídos, tono de disculpa, no mirar al otro).
Turnarse para decirlas sucesivamente en tono agresivo, pasivo y afirmativo:

“Me gusta esta clase de música”
"Pienso que eso no es justo”
“Me siento mal cuando estás tan ocupado que no te das tiempo para mí”
“Necesito un descanso”
“No quiero que vengas esta noche: eso me perjudica”
“He tenido una mala noche: estoy cansado y no tengo ganas de nada”
“¿Cómo te hace sentir esto?”
“Así es como lo veo yo”

Luego si hay tiempo, pueden turnarse en tratar “afirmativamente” cada una de las situaciones planteadas en el Estudio de Casos.
Emplear, si gusta, algunas sugerencias para comportarse afirmativamente y revisar cada intervención: tal vez se note un tono de disculpa o de agresividad. Si es así, hay que repetir hasta encontrar el tono más apropiado. Los dos pueden turnarse actuando afirmativamente en situaciones distintas o en situaciones de la vida real donde encuentran dificultad.

SEGUNDO TEMA

SABER DECIR NO

OBJETIVO DEL TEMA: Que aprendamos a enfrentar todas las situaciones y decir no cuando es no y sí cuando es sí de manera afirmativa.

ESQUEMA DE LA CHARLA:


Somos seres únicos e irrepetibles.
Tenemos derecho de ser considerados por lo que somos.
No podemos ceder a todas las exigencias.
Aprecio, atención, afecto, atención, autoconciencia, apertura, afirmación.
Ante las presiones y exigencias: “Supera la Marca”.
Cuando no estés seguro…un NO razonable.

Cuando tienes dificultad a decir que no:

°Hacer preguntas.
°Pedir tiempo para pensarlo si es necesario.
°Decir claramente “sí” o “no” dando razones, pero negociado si es necesario.
°Si el otro no te respeta e insiste toscamente, declara tu posición y repítela con calma una y otra vez (supera la marca).

REMEDIOS PARA CONSERVARSE DE BUEN HUMOR

REMEDIOS PARA CONSERVARSE DE BUEN HUMOR

En un lugar donde se encontraban enfermos entristecidos y agotados se le dividió en tres grupos. Al primero sólo se le aconsejaron remedios espirituales: rezar, resignarse, pensar en el cielo. Al segundo sólo se le proporcionaron remedios terapéuticos: pastillas, inyecciones, paseos, música, etc. Y al tercero se le dosificaron ambas cosas: al lado de los remedios espirituales se le añadieron los remedios materiales.
El resultado fue el siguiente: los que usaron sólo remedios del espíritu, se curaron en un cuarenta por ciento. Los que usaron remedios materiales se curaron en un cuarenta por ciento. Y los que usaron ambos remedios, los del cuerpo y los del alma, se curaron en un noventa por ciento, casi todos. Con lo que quedó demostrado que es necesario utilizar ambas medicinas, las del alma y las del cuerpo, si uno quiere conservarse alegre y de buen humor.
Veamos, pues, alguno de los remedios más efectivos para obtener la paz y el buen ánimo:

1. Hay que comer bien. Verduras, frutas, leche, queso, carne, etc. Muchas veces una persona está triste porque no está bien alimentada. Alimentos pobres en vitaminas traen malos humores.

2. Dormir bien. “Si quieres acabar con tu compadre, quítale la siesta y llévalo a dormir tarde”, decía un antiguo refrán. Dicen los médicos que la tristeza produce sueño, pero también es cierto que el sueño no aceptado produce tristeza.

3. No hay que tener miedo a hacer el ridículo. No tomarse tan en serio a sí mismo porque esto causa inquietud.

4. No buscar los motivos secretos de las acciones o palabras de los demás. Huyamos de pensar: ¿Por qué hizo esto? ¿Por qué diría aquello?

5. No ser exageradamente tímido o susceptible. Esto eleva un muro en torno a sí, que aísla. Y ya sabemos el adagio latino: “Tristis eris, si solus eris” (Triste estarás si te quedas solo).

6. Dedicarse a ocupaciones placenteras. ¿Quién no tiene predilección por una u otra ocupación? Pues hay que dedicarse a dicha actividad cuando el mal humor quiera asaltarnos. Ya decía el Papa Pío XI: “El diablo le tiene a veces casi tanto miedo al que está ocupado como al que está rezando. Porque el trabajo aleja el aburrimiento”.

7. No afanarse ni entristecerse pensando en los problemas del futuro. A veces una persona se atormenta por cosas que nunca van a suceder. Una mujer norteamericana que vivía angustiada por el futuro de su familia, fue a consultar a un siquiatra, y éste, por toda respuesta, le leyó una frase de Jesús.