martes, 30 de noviembre de 2010

PRÉDICA DEL LUNES 29 DE DICIEMBRE DE 2010

LA FE DEL CENTURIÓN...Y LA FUERZA DE LA PALABRA
Ayer domingo 28 1er domingo de adviento el evangelio Mt en el vv. 44 nos hablaba de estar atentos, preparados, porque el Hijo del Hombre llegará cuando menos lo esperemos. La Palabra de Dios que se hace esperanzadora en ir preparándonos a recibir, a dar posada a Jesús y que viene para alentar a las gentes, a los hijos de Dios.
El libro de Isaías en el vv. 3 nos dice “que de Jerusalén la palabra de Yahvé”…y en el evangelio se puede encontrar a un centurión pidiendo que diga algo para que su muchacho se cure.
Es esa misma Palabra que Isaías hace mención y que el centurión con profunda fe reconoce que el Hijo de Dios es la misma Palabra, porque solo bastará que Él diga algo para que todos lo reconozcan que verdaderamente es el Hijo de Dios que viene nuevamente a nuestras vidas.
En este tiempo de adviento las lecturas nos sugieren muchos detalles para ir quitando y trabajando en nuestras vidas algunas situaciones que no nos ayuden a crecer como personas y como integrantes de una comunidad.
Hay dos puntos que puedo percibir para trabajar en nosotros: el ir fortificando nuestra “fe” y la “palabra”… nuestra fe en situaciones concretas y en la que Dios actúa constantemente y que muchas veces no nos percatamos y la otra, el compromiso que tenemos cada uno de nosotros el llevar aquella palabra que Isaías y mateo nos proponen.
Catalina de Siena dice a Raimundo de Capua que debemos ser “creadores más bien que destructores o aguafiestas” somos formados como predicadores por medio de las conversaciones cotidianas que tenemos con los otros, las palabras que intercambiamos en la sala comunitaria y quizás en los pasillos de la casa o en otros lugares. Descubrimos cómo compartir una palabra de vida en nuestra predicación, al formarnos como hermanos que se ofrecen mutuamente palabras que comunican esperanza y ánimo, construyen y sanan. Si somos gente que habitualmente ofrece a los otros palabras que hieren, socavan, arruinan y destruyen, por muy inteligentes y eruditos que seamos, nunca seremos predicadores de aquella Palabra que Isaías y Mateo nos presentan.
Somos portadores de una Palabra que se nos ha dado hace muchos años, porque se encarnó. Para recibir la palabra que se nos da, tenemos que aprender el arte del silencio. En el estudio y la oración aprendemos a ser tranquilos, atentos, observadores para poder recibir del Señor lo que vamos a compartir. En el silencio se acrecienta nuestra fe y la palabra. Si nos preparamos para predicar al mundo, en el silencio de la contemplación recibimos los dones.
Recuerdo que siempre los formadores en el convento de san Alberto nos decían: “tienen que estar clavados a la silla, no para adquirir un conocimiento magistral, sino para poder estar listos y atentos a lo que Dios nos quiere transmitir a través del estudio y el silencio.
Ese pedido que hizo el centurión a Jesús, la hagamos también nosotros para que vuelva a encarnarse en nuestras vidas, en nuestro ser aquella Palabra, el Verbo de Dios para ser portadores de palabras que estén llenas de “fuerza” para que transformen y palabras que “liberen”, es la fuerza de la Palabra la que obra en nosotros en el instante, fuerza que libera y moviliza energías insospechadas, haciéndonos instrumentos eficaces de reconciliación.
Signos eficaces existen y se dan para que nuestras comunidades crezcan en la fe y en la palabra…hagamos que la salvación también llegue a nuestra comunidad. En estos días de espera y de esperanza que salgan de nosotros palabras de perdón, de amistad, de aliento y de saber enmendar cuando hayamos ofendido a alguien con nuestras palabras y nuestros actos.
Tengamos la fe del centurión que pidió a Jesús que dijera una palabra para sanar al muchacho.

domingo, 28 de noviembre de 2010

MOVIMIENTO JUVENIL DOMINICANO...CUSCO

El grupo tuvo un encuentro con un sicólogo amigo por la noche del viernes.
Empezando a trabajar en el retiro con los jóvenes del MJD hubo varias propuestas de horarios y para seguir un modelo de trabajo. Les propuse que lo que estaba escrito dentro del horario programado lo hiciéramos de la manera espontánea para hacer de los temas propuestos más llevaderos y que no sea una carga lo que se trabaje...
Comenzamos a ver el “grupo” y la “comunidad”:
Inicié con una pregunta: ¿Se sienten grupo?
Muchos de ellos respondieron: sí… les dije, eso lo dicen de sí mismos o como grupo…no atinaron a responder…
Expliqué la relación entre grupo y comunidad: ejemplo… hagan grupos de tres… a moverse… se sintieron obligados…están haciendo vida de grupo…
¿Y la comunidad? Son esos seres individuales que lo conforman con sus debilidades y fortalezas…
Para que esa comunidad marche bien tiene que existir: normas, leyes etc…dentro de esa comunidad para que marche bien entre los que lo conforman tiene que existir “armonía” y para que haya “armonía” tiene que haber “confianza” y “tolerancia”…entre otros como: comprensión, respeto, aceptación…
Para que la comunidad marche bien, de parte de sus integrantes tienen que ser sus integrantes: honestos, prudentes, flexibles y exigentes…pero consigo mismos y luego con los demás.
La mayor parte de los que integramos un grupo y en la comunidad, queremos “quedar bien”…quizás porque existe el miedo a equivocarnos…pero es mejor equivocarnos para superar y corregirnos en lo que nos hemos equivocado.
Trabajo grupal: hacer un listado de todas las dificultades que haya dentro del grupo y las dificultades que haya dentro de la comunidad...sería mejor que no se inventaran, que sean reales y verídicas y las que se estén viviendo en el grupo/comunidad.
Por la tarde se trabajó el tema entregado, la separata, que trata sobre las condiciones del predicador: la escucha y la compasión…cómo tiene mucho que ver con el grupo de la comunidad. Se puso un video de “el buen samaritano” que duró unos 26 minutos…
Por la noche tuvieron “oración de intercesión” alrededor de una fogata….
Hoy domingo 28 de noviembre por la mañana estamos trabajando los temas de sexualidad, integración, compromiso, el aborto…todo enfocado desde la vida de grupo, la vida de comunidad…se hizo un proceso corto de trabajo personal para encajar una experiencia de vida vivida con la vida de grupo…es preciso anotar que a cada uno de ellos dentro del grupo se le ha hecho una terapia de grupo para solidificar pautas no trabajadas en su persona y que se refleja en el grupo….hubo un momento de estar “solos” del grupo, de unos 40 minutos para que piensen en el compromiso que tienen entre sus manos como grupo/comunidad dominicana.






miércoles, 24 de noviembre de 2010

LLEGANDO A SU FIN...DIAS DE ENCUENTRO

Martes 23
“Una cita Conmigo Mismo” y “Alguien te llama” llega a su fin…días te encuentros con Uno Mismo y con Aquél que nos ama y llama…

El Cardenal Martini usa una expresión muy sugerente con respecto a la “vocación”: dice que la vocación “es una herida especial del corazón”. Una herida sagrada, destinada a no cicatrizar, para recordar ese bendito día en el que Dios te hizo sentir de manera particular su voluntad y te desveló el fantástico sueño que tenía sobre ti; una herida singular que, a la vez expresa el sufrimiento y el esfuerzo de la lucha con Dios, manifiesta también la plenitud del gozo y de la realización en Él… Ése Alguien quien te llama hace que escribas tu carta, para dar respuesta a la vocación a la que has sido llamado…la escribes con bastante temblor y temor…sabes, quisiera y desearía ser voz del Dios que te llama, que te está llamando desde siempre. Sabes, y como toda carta, espera respuesta…sería mejor que respondas directamente a Aquel que te llama…al igual que tú, también yo debo una respuesta a Aquel que no cesa de llamarme a diario…

La carta ha conseguido que se te hiciera cortas las horas, y ahora que te vas a descansar…y soñar que tus respuestas en la carta puedan encontrarse en el mismo “sí”, fresco y madrugador, a Dios, nuestro Padre y Creador.

Sabemos que todos los papás y mamás del mundo intentan ser y hacer lo mejor posible a lo que fueron llamados, hicieron lo mejor posible para nosotros… “Una cita Conmigo Mismo”. Amamos como podemos y hacemos cuanto podemos. ¡Cuántas veces he oído decir a algún padre de familia: “Lo he hecho todo por mis hijos”; “He hecho cuanto he podido”; “He querido darles lo que yo no tuve oportunidad de tener”…! Todo ello es muy cierto. Por eso es importante que no nos sintamos culpables por lo que nos ha sido imposible dar, ya que en ello no tenemos ninguna responsabilidad verdaderamente consciente. ¡Cuántas veces he oído también decir: “Era más fuerte que yo”; “Comprendía, pero no podía”; “Si lo hubiera sabido, habría actuado de otro modo”…! Es importante reconocer que lo que un niño debería haber recibido y no recibió ha dejado en él una seria herida; la herida de las riquezas personales no explotadas, de tesoros de talentos y aptitudes de los que él, y la humanidad a través de él, ha sido privado, despojado. Explora tu propia experiencia con el fin de mejorar tu relación Contigo Mismo…

Durante el día: las entrevistas personales…misa en la Iglesia de los Hermanos Maristas… Fue muy bonito…unos momentos de encuentro con los hermanos y hermanas de la CONFER…despedida entre formandos y acompañantes…

¡Gracias Señor por los momentos y pequeños detalles que nos das a cada paso y en ellos te encontramos!

Recreación: “cómo nos sentimos”… compartir momentos de lo vivido durante el día…
Hasta mañana que continuamos con las entrevistas y entregar nuestras cartas…Será un día de “ACCIÓN DE GRACIAS”…

martes, 23 de noviembre de 2010

DÍAS DE ENCUENTRO

Lunes 22

Comenzamos la mañana teniendo un momento de “oración creativa”… “la Felicidad”… venimos a la Orden a ser felices y no a vivir como solterones amargados… ¡Señor, haznos felices para que podamos irradiar felicidad a los demás!

Seguimos haciendo nuestra “revisión de vida personal y comunitaria” nos ayudó el tema de “Al Comunicarnos, debemos ser plenamente responsables de nuestras acciones y reacciones” Eleanor Roosvelt tenía colgado en la pared de su despacho el siguiente mensaje: “nadie puede hacerte sentir inferior, a menos que tú se lo permitas”…

Añadir imagen


Tuvimos por la tarde la celebración “eucarística” en la parroquia “Santo Toribio”… estuvimos compartiendo la “eucaristía con las hermanas de la Trinidad.


Por la noche, antes de ir a descansar, estuvimos trabajando nuestra carta de petición…

¡¡¡¡¡¡Hasta mañana!!!!!!

lunes, 22 de noviembre de 2010

DÍAS DE ENCUENTRO

Domingo 22:

Había
temas pendientes que trabajar…después de la celebración eucarística en la parroquia de Ricardo Palma y de presenciar unos bautizos regresamos a la casa de retiros a continuar trabajando…estuvimos haciendo revisión de nuestra vida comunitaria - personal y ver cuáles eran los “conflictos” y “dificultades” tanto comunitarios como personales…gracias a Dios que nos permitió dialogar sin agredirnos y buscando algunas alternativas para saber proceder adecuadamente en la vida comunitaria… “casi nunca llegamos a un acuerdo” fueron algunas de las frases que se escuchó en la reunión… ¿Qué hacer?... ¡nadie toma la iniciativa!, necesariamente tiene que haber uno que lo haga pero… ¡oh sorpresa! Y qué hacer al respecto: “¡hacer algo que no satisfaga a ninguno y que involucre a todos!” ¡Wow! ¡Qué difícil! Pero no imposible.


Hablemos de los cursos recibidos en la CONFER y en la Casa… sugirió uno. Revisemos lo que dicen las Actas del Capítulo Provincial y los Documentos de la Formación… ¡Evaluamos todo con respecto a la formación recibida! La ejecución del plan de formación para primer año, según el espíritu para el cual fue establecido, enfatizando la formación humana y cristiana… nos hubiere gustado tener un ritmo de oración diaria creativa a nivel personal y grupal… ¡Nos hemos sentido invadidos! Exclamaron. ¡Fray! La carta de petición para el segundo año, está difícil. ¡Me alegro! Nos respondió Fray Eduardo.
La noche llegó… ¡Vuélvete a quedar con nosotros Señor! Fue cosa de Dios que nos motive en estos días a estar cerca a Él y que la oración creativa que no tuvimos, al menos, estos días la hagamos entre nosotros… ¡Bonita experiencia!
Al compás de melodías suaves de la música que envolvía la Capilla de la Casa, le dijimos a Dios… ¡Gracias por estar con nosotros! Ése alguien que nos llama y la Cita Conmigo Mismo, ese eres Tú Señor….
¡¡¡¡¡¡¡¡Gracias por el día!!!!!!!!!




domingo, 21 de noviembre de 2010

DÍAS DE ENCUENTRO

Sábado 20:
Cómo es la vida y la que Dios nos regala a cada instante, pequeños detalles que no podemos dejar pasar por desapercibido…continuamos trabajando nuestra historia personal y luego la carta para pedir nuestra continuidad en la Orden o salir de ella…
Se intensifica el tener que discernir muchas cosas en esta opción de vida, la vida de Cristo, y descubrir que él actúa cada día más en nuestras decisiones personales y comunitarias.
Continuando con las “motivaciones”…propusimos orar con nuestros sentidos, salir y ver todo lo que nos ofrece Dios y gustar de todo ello. Lo curioso fue ir por los “rieles del tren”, y “difícil a la vez para avanzar”, mirábamos hacia atrás si venía alguna locomotora a velocidad, pero nada…pudimos descubrir que el “agotamiento” nos envolvía a todos, nos solidarizamos frente al cansancio de otros…nos dimos cuenta que por el lugar donde íbamos no era el camino que no deberíamos de ir... ¡buena prueba la que se nos tenía preparada!

Nada se puede comparar el tener que sostenernos el uno al otro a pesar de nuestras diferencias… No podemos dejar de lado, muchas veces nos hemos sentido un poco mal, quizás sea por trabajar nuestra Historia Personal; quizás sea nuestra propia revisión de vida y comunitaria que estuvo sumergiéndonos, para descubrir en que estábamos yendo mal y lo bueno que tenemos que seguir rescatando. Es verdad, sentíamos demasiado el tener que pensar en nuestras cosas y como que no descubríamos qué era. La respuesta de todos fue: “recién sentimos compartir juntos la vida de comunidad más intensa” eso debe ser lo que nos está “curtiendo”, “golpeando”, nos está haciendo pensar que más adelante tendremos que compartir la vida juntos y resolver nuestros pareceres juntos…no se trata de quién manda a quién, se trata de arrimar todos el hombro… “RESPETARNOS A PESAR DE LAS DIFERENCIAS”
El descanso llegó, al atardecer, le dijimos a Dios que se quede con nosotros, que comparta la mesa con nosotros… ¡Así fue!

Nos queda el domingo....

sábado, 20 de noviembre de 2010

DÍAS DE REFLEXIÓN, DE ENCONTRARNOS A NOSOTROS MISMOS Y CON DIOS EN NUESTRA PEQUEÑA COMUNIDAD

Comenzamos el día 18 de noviembre nuestro encuentro. Salimos a eso de 9:45 de la mañana desde Lima hacia Huarochirí, Ricardo Palma, Casa de Retiro San Juan Macías de las Hnas. Dominicas de La Trinidad.
Durante el camino hubo una gran dificultad, el tráfico, que no se podía avanzar con facilidad ya que la congestión de los carros imposibilitaba la fluidez y el arreglo de las pistas, hacia del camino un poco tedioso.
Gracias a Dios que fr. Rómulo nos trajo desde Lima hacia este lugar llegando a las 11 y 45 de la mañana, faltando poco tiempo para almorzar. Las Hnas. De La Trinidad nos estaban esperando.
Lo acogedor, es la pequeña casita, que hemos optado por tenerla como lugar para pasar estos días…lleva de nombre Casa Santa Rosa…es el mismo lugar donde las Hnas comenzaron sus primeras misiones por esta zona…el lugar se presta para estar tranquilos y trabajar nuestra Historia Personal, la Vida de Comunidad y hacer algunas cosas más de formación humano – cristiano que no hemos realizado como grupo. Gracias a Dios que en estos días nos estamos integrando más.





Por la noche del día jueves 18, nos reunimos para ver la temática de estos días: “tengo una cita Conmigo Mismo” y “Alguien te llama”…trabajar desde los pequeños detalles que hicimos y seguiremos haciendo ya que nos ayudarán a “crecer”, “integrar” y “acoger” para brindarlo a los demás.
Tuvimos también, después de explicar la matriz de estos días, un momento de integración comunitaria: “Aprender a Reír” motivados por “algunos mimos” para ir dándonos cuenta de las actividades que hacemos y que no nos damos cuenta y que otros sí suelen darse cuenta. El tener “una cita Conmigo Mismo” y de saber que en el transcurso de los días en la formación, “Alguien me llama”.
Durante el día viernes se trabajó el tema de: “Un credo” para mis relaciones con los demás. Hemos tratado de nuestras “necesidades particulares” y con el derecho a satisfacer esas necesidades particulares dentro del grupo. Tema de la “aceptación”, que yo acepte y que el otro acepte mis diferencias y viceversa. Tratamos también dentro de este punto: los “cambios de conductas” que muchas veces no nos ayudan a crecer. El reconocer que tenemos “conflictos de necesidades” y que a la vez queremos que sean resueltos.”El respeto a mis necesidades y la de los demás”. El uso del “poder” y de la “autoridad” que genera estas necesidades. Trabajamos con ejemplos que se viven a diario en el grupo y algunas alternativas de solución, sabiendo que “detrás de un problema” hay una salida y/o una solución.
Después, nos centramos en la Carta de Petición para ser evaluados y ver si somos aprobados para pasar al segundo año de postulantado. Hablamos sobre el “balance” de todo este proceso de formación durante este primer año; las “dificultades” y mis “victorias”; mi “discernimiento”: “siento” que he crecido, si soy “consciente” y “responsable” de mi formación; he mostrado “tolerancia” y “paciencia” con mis compañeros y conmigo mismo; sobre mi “vida sexual”; la sinceridad frente a mis compañeros y a los acompañantes; la “relación” con mis compañeros, como se vio anteriormente; “dificultades” frente a estas relaciones…más diálogo y apertura; los tres puntos clave en el proceso de formación planteados a un inicio de la formación bajo la figura de domingo de Guzmán: “prudente”, “exigente” y flexible”…mi vida de “oración personal” y “comunitaria”…expusimos cómo lo llevamos este año; mi “estudio”, si he avanzado con una mentalidad más abierta y si hubo un diálogo interdisciplinar. ¿Me siento “motivado” para continuar?...
Por la noche del viernes, se propició un encuentro comunitario a través de nuestras “motivaciones” qué me gustaría hacer y por qué está de por medio la comunidad y las “dificultades” que encontramos para que ello se realice. Conversamos arduamente del tema, llegando a esclarecer nuestras dificultades y cómo ello no permite el diálogo…las “motivaciones” las inicio, no espero que me las tengan que decir para hacer…espacios de encuentros…
Para el día sábado se propuso que continuemos trabajando nuestra “Historia Personal” y nuestras “Motivaciones”… ¿Difícil verdad?