viernes, 15 de octubre de 2010

DISPOSICIONES DEL SUPERIOR - FORMADOR Iera Parte

El formador ha de ser una persona buena y abierta con todos los formandos, pero es de importancia fundamental que no se comprometa con los problemas de los mismos. Su actitud respecto a ellos tiene que ser siempre muy objetiva. No tener familiaridad con ninguno. Por eso cierto estilo de vida un poco aislado es para el Superior - Formador una exigencia pedagógica de éxito. Semejante actitud favorece la maduración del formando en autonomía, en libertad interior y en espontaneidad de expresión.
Dos personas no pueden entenderse mutuamente si no existe entre ellos un mínimo de buena voluntad. Pero un entendimiento recíproco amplio y profundo depende, adempas, de otros muchos factores de la personalidad de los interlocutores.